Especialidades - Cirugías

Extracciones de terceros molares (muelas de juicio)

Los terceros molares o también llamadas muelas de juicio son los últimos dientes en desarrollarse y aparecer en la boca, llevan este nombre ya que usualmente se presentan tardíamente en el término de la adolescencia o cerca de los 20 años, generalmente causan problemas cuando tratan de erupcionar o bien quedan retenidos durante el proceso.

Hoy los terceros molares son los dientes que causan los mayores problemas que cualquier otro diente en boca.

cirugias

Terceros molares impactados o incluidos

Cuando un tercer molar queda bloqueado durante su proceso de erupción se lo llama incluido o impactado. Esto puede ser parcial o total, es decir ubicarse completamente dentro del hueso maxilar o de la mandíbula, esto generalmente se debe a la falta de espacio para su erupción en boca.

Los terceros molares parcialmente incluidos pueden traer problemas como:

Dolor, Infección, Apiñamiento de los dientes o daño al segundo molar (diente que se encuentra delante de el).

Entre los problemas más frecuentes están las caries que se desarrollan, al ser esta zona de difícil acceso para la correcta higiene bucal.

En el caso de terceros molares completamente retenidos pueden ocurrir problemas más serios, si el saco que lo recubre se llena de fluido y comienza a crecer hasta llegar a formar un quiste. El crecimiento de este quiste puede ir mas allá del hueso y en este caso causar un daño permanente al diente adyacente, al hueso maxilar superior y mandibular, a los nervios cercanos.

Los terceros molares a veces se desarrollan con muchos problemas pero con poca sintomatología, es así que puede estar provocando un daño sin que el paciente se dé cuenta de ello.

Es por ello que en la actualidad se recomienda extraerlo en edad temprana o adulto jóvenes para prevenir problemas futuros.

cirugias

Tratamiento

El tratamiento es quirúrgico. No es recomendable esperar que los terceros molares den molestia, la mayoría de las extracciones se realizan bajo anestesia local, o anestesia local más sedación endovenosa y finalmente bajo anestesia general, esto dependerá del tipo de paciente lo cual deberá ser analizado en conjunto por el odontólogo cirujano, el paciente y padres en caso de que este sea menor de edad. Es necesario tener presente que para realizar este tratamiento hay que preparar al paciente con una profilaxis antibiótica según corresponda.

El examen clínico de la cavidad oral y sus estructuras anexas se realizaran antes de la cirugía así también los análisis clínicos de laboratorio, que debe incluir hemograma completo, crasis sanguínea, glicemia. Los estudios de diagnóstico por imágenes radiográficas, tomografías computarizadas, etc. Estos estudios son indispensables para definir el tipo de cirugía dependiendo de la situación del diente, aspecto de sus raíces, curvaturas y la proximidad de las mismas a los nervios y estructuras anatómicas importantes.

Se tomaran todos los resguardos generales como estado de salud general del paciente, alergias, medicamentos y todo tipo de información que sea importante para decidir el momento del procedimiento quirúrgico.

Dieta o alimentación post-quirúrgica

En general dieta blanda, tibia y líquidos fríos y/o helados, se evitara el uso de bombillas para ingerir líquidos ya que la succión puede desalojar el coágulo que es la base de la cicatrización. Evitar los enjuagues en forma vigorosa. No se debe fumar ya que perturba el proceso de cicatrización.

La extracción de los terceros molares es un procedimiento común que usualmente no produce complicaciones y si las hay son pocas como infección, dolor en la articulación temporomandibular (ATM) adormecimiento o alteración de la sensibilidad, que tratados a tiempo y en formas son estados reversibles.

Frenectomía

Claudia Báez Maidana

Dra. Claudia Báez Maidana
Reg. Prof. 5668

Es un procedimiento quirúrgico que se realiza para eliminar el frenillo labial (pudiendo ser anterosuperior o anteroinferior), lateral o lingual (por debajo de la lengua).

Indicaciones

  • - Problemas ortodóncico -ortopédicos.
  • - Alteraciones en el habla, limitaciones en el movimiento del labio superior (Indicación del fonoaudiólogo).
  • - Patología periodontal .
  • - Problemas prótesicos (para mejorar el ajuste de la prótesis).
Frenectomia

Periodo preoperatorio y postoperatorio
Los mismos cuidados que una cirugía dentaria. Tener en cuenta:

  • - Medicación profiláctica.
  • - Dieta ligera, evitar consumir alimentos muy condimentados o calientes.
  • - Higiene bucal meticulosa.
  • - Actividades físicas conservadoras.

Profilaxis

Una correcta higiene bucal ayuda a prevenir enfermedades. Por ello es fundamental realizar controles periódicos para lograr una boca sana y una sonrisa saludable.Se recomienda un control odontológico mínimamente cada 6 meses, y la realización de técnicas de cepillado correctas con un cepillo dental adecuado, de cerdas blandas y cabezal pequeño. Las pastas dentales nos permiten mantener un aliento fresco y se complementan con el uso correcto de hilo dental.

La presencia de sarro hace que los dientes se vean más amarillentos ya que se pigmentan con las comidas, bebidas, y tabaco.

La profilaxis o limpieza dental consiste en la remoción de la placa bacteriana y los cúmulos de sarro alrededor de los dientes, es un tratamiento que puede realizarse según cada caso con instrumentales manuales u otros electromecánicos. El procedimiento debe realizarse en consultorio con el profesional odontológico según las características individuales de cada paciente con la frecuencia que corresponda.

Florización

En niños, las caries son la enfermedad más frecuente, cinco veces más que el asma y siete veces más que las alergias. Las consultas odontológicas para los niños deben iniciar antes de la aparición en boca de las piezas dentales. Dentro de un plan de prevención es usual que se realicen aplicaciones de flúor con frecuencias de dos veces por año.

La fluorización es la aplicación de flúor tópico (en forma de geles o barnices) sobre los dientes. Aumenta la resistencia del esmalte de los dientes a los ácidos producidos por las bacterias. Es un procedimiento sencillo, que no genera molestias. Si es importante aguardar 30 minutos luego de la aplicación sin ingerir alimentos ni utilizar enjuagues

Es indispensable que las fluorizaciones sean bajo indicación del profesional, porque en diversos agentes encontramos flúor, como ser las pastas dentales, enjuagues bucales y algunos suplementos dietéticos, por tanto, es importante conocer los hábitos del paciente para que las dosis empleadas no superen las requeridas.

Bruxismo, el rechinar de dientes

En las noches es posible escuchar el rechinar de los dientes de algunas personas. Esta acción involuntaria es conocida como bruxismo. Generalmente se presenta como resultado de un estado de tensión emotiva, la tensión acumulada en los músculos mandibulares hace que los dientes se aprieten con fuerza. Esta presión continua con el tiempo puede producir dolores en los músculos regionales y en la mandíbula en niños debe descartarse origen sicológico o alteración física.

En el caso de que los dolores persistan, o se observen daños en los dientes, es necesaria la consulta con un profesional y determinar qué medidas pueden aplicarse, sea el uso de placas protectoras, control de restauraciones sin anatomía correcta u otras que influyan en la posición mandibular y oclusión saludable